Nuevas realidades de la mujer inmigrante árabe-musulmana en España

  • Nuevas realidades de la mujer inmigrante árabe-musulmana en España

    Nuevas realidades de la mujer inmigrante árabe-musulmana en España

    “LA MUJER ES VÍCTIMA DEL MERCADO. EL PROBLEMA ES EL VELO DE LA RAZÓN” afirmó la Dra. Nawal al-Saadawi

    MUJERES PARA EL DIÁLOGO Y LA EDUCACIÓN(MDE) ha organizado el pasado 19 de junio el Seminario Nuevas realidades de la mujer inmigrante arabo-musulmana en España, en el Instituto Egipcio de Madrid. Durante el acto se analizaron la adaptación de estas inmigrantes en España, así como los retos de las mujeres musulmanas del siglo XXI.

    La Dra. Nawal al Saadawi durante su intervención

    Giovanna G. de Calderón, presidenta de MDE, en su discurso inaugural planteó la cuestión central: “En España, muchas mujeres musulmanas adquieren una buena educación, pero no podrían volver a su país y trabajar en las mismas condiciones. ¿Qué deben hacer? ¿Qué tipo de ayuda les cabe esperar y de quién?”. Asimismo, animó a los representantes de la Comunidad Internacional a que apoyasen y promoviesen la igualdad de la mujer en el mundo árabe, empezando por la Educación.

    Por su parte, José María Contreras, Director General de Asuntos Religiosos del Ministerio de Justicia, consideró que la mujer musulmana “va tomando conciencia de su propia situación”. Opinó que es importante darles voz y que ellas hablen de ellas mismas.

    En la ponencia inaugural, la escritora iraquí Bahira Abdulatif recalcó la gran diferencia que existe entre unas y otras mujeres árabes, por lo que es un grave error clasificarlas como una sola.

    En la primera Mesa Redonda: La adaptación de la mujer inmigrante musulmana en España, Teresa Martínez, directora de la Casa de Emergencia del Movimiento por la Paz (MPDL) informó “de primera mano” de los principales problemas con los que se encuentra la mujer árabe al llegar a nuestro país.

    De izq. a drcha.: Teresa Martínez, directora de la Casa de Emergencia del Movimiento por la Paz (MPDL); la escritora iraquí Bahira Abdulatif; Giovanna G. de Calderón; la Dra. Naziha al-Harrak, magistrada de enlace hispano-marroquí; Rosa Iturzaeta Manuel, Consejera Técnica del Observatorio del Racismo y la Xenofobia del Mº de Trabajo e Inmigración

    Gustavo de Arístegui, diputado por el Partido Popular, afirmó que la integración es una calle de dos vías, destacando que “el desconocimiento genera mitos negativos”. Asimismo, se lamentó de que todavía quedan en las leyes civiles que toman su inspiración en preceptos del Islam muchas desigualdades que favorecen al hombre.

    Naziha al-Harrak, magistrada de enlace hispano-marroquí, informó de las principales ventajas que ha supuesto el Nuevo Código de Familia (Mudawana) marroquí para la mujer con respecto a la legislación anterior; aunque todavía queda mucho por hacer hasta lograr la igualdad, esto supone un primer paso.

    Cerró la mesa, Rosa Iturzaeta Manuel, Consejera Técnica del Observatorio del Racismo y la Xenofobia del Mº de Trabajo e Inmigración, quién destacó la importancia de la lucha contra la marginación por todas los agentes implicados.

    La segunda Mesa Redonda se ha centrado en Los retos de la mujer musulmana. Prácticamente todas las ponentes coincidieron en que, dentro de su diversidad, ésta se enfrenta a las mismas dificultades, ambiciones y luchas que el resto de mujeres en todo el mundo.

    Dra. Nawal al-Saadawi, Ghada Ahmed, Giovanna G. de Calderón, Sakina Souleimani, Saida Chermiti y Souad Hadj-Ali

    Una figura destacada del Seminario fue la escritora y psiquiatra egipcia Nawal al Saadawi, que ha participado en la segunda mesa. En su vibrante discurso ha señalado que la religión no se elige, sino que se hereda, y que la responsabilidad directa ante Dios “exige que cada uno entienda la religión bien y no siga sin más la interpretación de otros”, afirmando que “Dios no creó la religión, la religión la ha creado el ser humano”, y que “hay que adaptar el texto [Sagrado] a la realidad, no la realidad al texto”. La escritora ha incidido en la importancia de abordar problemas de primer orden, como la pobreza, antes que otros “debates inútiles, como velo sí, velo no”. Concluyó entre aplausos que “la mujer es víctima del mercado. Tanto cubrirse como desnudarse son cosas del mercado. El problema es el velo de la razón”.

    La Dra. al-Saadawi recibió el diploma de agradecimiento de MDE

    La Presidenta de la Asociación de Solidaridad e Integración de la Mujer musulmana, Saida Chermiti, expuso la importancia del esfuerzo que deben realizar los inmigrantes para lograr una plena integración. Ilustró su participación con la siguiente anécdota: cuando aprobó sus estudios en la Universidad de Alcalá de Henares, envió el correspondiente diploma a su padre, a Túnez.

    Éste se sorprendió al encontrar una gran cruz en el título. Ella le respondió que ése era el símbolo de dicha Universidad, a lo que su padre contestó: “Si esto significa integración, lo colgaré en el salón de casa”. Souad Hadj-Ali, de la Asociación Presencia Argelina, afirmó que “algunos sectores conservadores de la sociedad persisten en confinarnos en un mundo cerrado y de exclusión” y que “las amenazas terroristas para que las mujeres y niñas abandonaran la escuela en Argelia, han fracasado”. Las otras invitadas en la mesa fueron Sakina Souleimani, Presidenta de la Asociación para la promoción de la Mujer marroquí y Ghada Ahmed, periodista egipcia.

    El seminario fue clausurado por el representante en España de la Organización Internacional para las Migraciones, Manuel Pombo

    El acto ha sido clausurado por el representante en España de la Organización Internacional para las Migraciones, Manuel Pombo, quien destacó que “España es más solidaria y menos xenófoba de lo que habitualmente pensamos”. Al finalizar el Seminario, MDE ofreció una degustación de productos árabes.

    Entre los asistentes que llenaron el Instituto Egipcio hasta completar el aforo, se encontraban los Embajadores y representantes del Cuerpo Diplomático de: EE.UU, Reino Unido, Marruecos, Liga Árabe, Haití, Omán, Rumanía, Kenia y Argelia, así como representantes de la Universidad Complutense de Madrid, Universidad Autónoma de Madrid, Congreso de Mujeres del Mundo, UNESCO, Organización Internacional para las Migraciones, Médicos del Mundo, Mujeres por la Paz Mundial, y muchas caras conocidas de la sociedad, del mundo de la solidaridad y de los medios de comunicación.

    El Embajador del Reino de Marruecos, Omar Azziman, destacó que su país ha comprendido que el progreso pasa por la promoción de la mujer, y está realizando grandes esfuerzos en los ámbitos legal y jurídico, y en el campo social y educativo, todo ello en el marco de la Iniciativa nacional para el Desarrollo Humano. Marruecos ha tomado conciencia de que “La promoción de la condición de la mujer árabo-musulmana es la clave de todos los cambios si se quiere avanzar hacia la democratización y el progreso de la sociedad”, afirmó Azziman.

    El Embajador del Reino de Marruecos, Omar Azziman y Giovanna G. de Calderón, Pta. de MDE

    De izda. a drcha.: José Mª Contreras, General de Asuntos Religiosos del Ministerio de Justicia; Adbel Fattah Awad, Director del Instituto Egipcio; el Embajador del Reino de Marruecos y Giovanna G. de Calderón

    El público abarrotó el salón de actos del Instituto Egipcio

    Deja un comentario

    *Campos obligatorios*

    1 × cuatro =